Menu
  • Cinco consejos de trabajo remoto para quienes que no suelen trabajar desde casa

    En tiempos de incertidumbre, encontrar la estructura es fundamental para mantener la productividad. Lo mismo si trabajamos en ventas, marketing, finanzas o ingeniería, es probable que tener una rutina diaria ayude a pasar el día.

    Pero aquí estamos. El nuevo coronavirus, una fuerza más allá de nuestro control, ha interrumpido nuestras rutinas frenéticas. Hemos perdido nuestra estructura, nuestras rutinas diarias. Las instrucciones para practicar el distanciamiento social para detener la propagación de la COVID-19 han cambiado todos los aspectos de cómo interactuamos. Reconocemos que las crisis importantes requieren ajustes, pero estos ajustes también nos desafían. CIAL Dun & Bradstreet está desarrollando recursos para ayudar a las empresas a hacer frente durante este momento difícil, pero nos damos cuenta de que también hay factores humanos.

    No se puede controlar todo lo que sucede, pero siempre se puede tener control respecto a lo que uno hace sobre lo que sucede.

    En su libro El hombre en busca de sentido, Viktor Frankl escribió sobre su supervivencia frente a una gran adversidad durante la Segunda Guerra Mundial. En dicho libro, señaló que las fuerzas más allá del control de uno pueden eliminar muchas cosas, excepto la libertad para elegir cómo se responderá a una situación. No se puede controlar todo lo que sucede, pero siempre se puede tener control respecto a lo que uno hace sobre lo que sucede.

    Frankl escribió sobre la importancia de la actitud hacia los desafíos y las oportunidades, grandes o pequeñas. “Una actitud positiva le permite a una persona soportar el sufrimiento y la desilusión, además de que mejoran la alegría y la satisfacción. Una actitud negativa intensifica el dolor y profundiza las decepciones; puede conducir a depresión o enfermedades físicas”.

    Las empresas y los trabajadores que han dependido durante mucho tiempo del entorno de oficina con horarios de 9 a 5 están tratando de adaptarse y continuar con los negocios en un nuevo entorno distribuido. Hay muchas razones para ser positivo: muchas empresas, incluidas CIAL Dun & Bradstreet, están técnicamente configuradas para la fuerza laboral distribuida. Pero debemos adaptar nuestra mentalidad para trabajar en diferentes condiciones. Aquellos de nosotros que estamos acostumbrados a ir a la oficina, ya sea que se trate de un edificio de 40 pisos, un Starbucks o WeWork, podríamos tener dificultades para concentrarnos en nuestro trabajo.

    Crear una estructura puede traer algo de familiaridad a nuestros días y dejar de lado las interrupciones. La estructura, la organización y un poco de creatividad son fundamentales para nuestro éxito.

    En toda empresa B2B, muchos trabajadores pueden estar luchando con sentimientos de soledad, depresión y desafíos de gestión del tiempo, y los padres seguro están haciendo malabares con las prioridades de la empresa y las de la familia. Eso sin olvidar a nuestras mascotas, que esperan que les froten el vientre mientras intentamos tomar una llamada para presentar resultados trimestrales a los inversionistas de la compañía.

    Existen personas a quienes les encanta trabajar desde casa y quienes prefieren no hacerlo. Las distracciones pueden ser abrumadoras. Puede ser la televisión o cualquier otro “trabajo”: ropa, aspiradora, platos sucios, etc.

    Hay muchos recursos en línea para ayudar a los equipos a tener éxito trabajando desde casa, pero muchos no abordan cómo enfrentar esta nueva interrupción en nuestras rutinas diarias.

    A continuación, le dejamos algunos consejos para poner orden dentro del caos y ayudarnos a sentirnos con mayor normalidad ahora que es cuando más lo necesitamos.

    Cinco consejos para mantener la cordura en tiempos de confinamiento

    1.Reserve un lugar dedicado para trabajar. Trabajar en su habitación o en la mesa del comedor está bien de vez en cuando, pero realmente debe tener una ubicación dedicada al trabajo en su hogar. Es importante separar su espacio de trabajo del espacio de su familia. Cuando intenta dormir a las 2 a.m., ¿realmente quiere mirar su computadora dentro de su habitación?

    2.Mantenga su horario diario. Si solía levantarse a las 6 a.m. para dirigirse al trabajo a las 7:15, continúe despertándose a las 6 a.m. y disfrute de la sensación de tranquilidad.

    Si disfrutaba escuchando un programa de radio todas las mañanas en su trayecto, ¿por qué detenerse ahora? Encienda la radio en la cocina: ¡el programa sigue al aire! Puede hacerlo sentir como si estuviera con viejos amigos. O escuche un podcast o audiolibros que hubiera escuchado en su viaje.

    Respete su tiempo durante todo el día. Continúe con su horario de tiempo de trabajo y tiempo libre. Trate de no ceder ante las diversiones que nos rodean en casa.

    Termine su día de la misma manera que lo habría hecho anteriormente. Si solía salir de la oficina a las 5:30 p.m., entonces detenga sus actividades de trabajo a las 5:30. Deje el área que ha reservado para trabajar, apague las luces y considérelo cerrado. Salude a su familia con un “Estoy en casa”, incluso si están sentados en la habitación más cercana.

    Y si normalmente regresa a su trabajo más tarde en la noche, continúe haciéndolo. El punto es no trabajar 18 horas seguidas sólo porque es más fácil hacerlo.

    3. ¡Vístase! No trabaje en pijama solo porque pueda. Vístase como lo haría si entrara a la oficina. La forma en que se viste puede tener un efecto increíble en tu estado de ánimo. Claro, puede mantenerse un poco más cómodo, pero lucir de una manera profesional ayuda a actuar de la misma forma. Frankl escribió: “Si quiere seguir con vida, solo hay una forma: lucir en forma para el trabajo. Recuerde: afeitarse, ponerse de pie y caminar elegantemente “.

    4. Tómese un descanso. ¡Almuerce! Si solía salir a almorzar, pida una entrega. Sus restaurantes locales agradecerán el gesto. Tómese un momento para tener una conversación rápida por mensaje instantáneo con alguien que normalmente hubiera visto y que no está en su equipo inmediato. Mantenga la conexión humana en marcha. ¿Quién sabe por lo que están pasando tus compañeros de trabajo? Apreciarán que usted se ponga en contacto.

    5. Cuide a su familia. La realidad es que se trata de una crisis y todos se ven afectados, desde los bebés en la guardería hasta los niños en edad escolar, así como nuestros socios y colegas. Tenemos que reconocer que este no es nuestro entorno “típico” de trabajo desde casa y, afortunadamente, la mayoría de las empresas lo han hecho. La mayoría de los empleadores reconocen que estamos haciendo todo lo posible para darles un día completo de trabajo. Las familias necesitan apoyarse unas a otras, ya sea que eso signifique registrarse a lo largo de la jornada laboral o pasar tiempo contribuyendo a la educación en el hogar. Necesitamos mantenernos seguros, física y emocionalmente.

    La “nueva” realidad consiste precisamente en ser novedosa

    Finalmente, otro mecanismo que podemos usar para lidiar con el estrés es el descubrimiento (o redescubrimiento) de lo que nos apasiona. Encuentre algo nuevo con qué conectarse. Tómese el tiempo para leer el libro que ha estado posponiendo o dedique tiempo a sus pasatiempos. Pida a sus hijos que empiecen un diario especial. Dígales lo interesante que será para sus futuros hijos leer sobre lo que estaban pensando y sintiendo cuando tuve que vivir la pandemia de coronavirus de 2020.

    Solo relájese

    Es posible que no sepamos cómo es el futuro, pero sabemos que podemos determinar cómo respondemos y actuamos. Momentos como este nos recuerdan que hay algunas cosas más allá de nuestro control, pero con un enfoque en el propósito de sobrevivir.

    Con alguna estructura, estará preparado para mantener el negocio en movimiento y capear la tormenta. Sí, los niños gritarán, los perros ladrarán y una ardilla lo mirará por la ventana. Y eso está bien.